• Lesiones más comunes en gimnasios

    Lesiones más comunes en gimnasios

    Cada vez son más los españoles que se ejercitan semanalmente en gimnasios, un sector que ha experimentado una de las mayores tasas de crecimientos en los últimos años. Esto demuestra la concienciación por llevar una vida saludable, pero también supone un riesgo sin el asesoramiento adecuado que puede llevar a producir riesgos para la salud de los deportistas.

    Las lesiones van unidas al deporte, es algo que no se puede separar. En cualquier actividad deportiva hay riesgo de lesión, y en el gimnasio también. Hay multitud de actividades, clases colectivas o ejercicios que pueden provocar algún tipo de lesión. Sobre todo en gente que no está acostumbrada a realizar ejercicio habitualmente al no hacerlo con una buena estructura de entrenamiento y una progresión de cargas adecuadas.

    Nuestros monitores en el C.D. Tiro de Pichón de Elche nos avisan de las lesiones más típicas que podemos encontrarnos:

    • Con la bici estática o la elíptica las lesiones más comunes sin lugar a dudas son las sobrecargas en la musculatura de tren inferior, sobre todo en gemelo y sóleo.
    • En las máquinas de correr tenemos que tener precaución en las articulaciones como son la rodilla, tobillos y cadera, sobre todo si tenemos sobrepeso debido a que pueden provocar inflamación articular o incluso derivar en tendiditis.
    • La máquina del remo, muy popular, pero también un lugar habitual de lesiones para aquellos que se lanzan sin una colocación postular adecuada. Importante seguir las indicaciones de los monitores para evitar sobrecargas a nivel de la musculatura dorsal.
    • Con el banco de pesas, las máquinas y las poleas el abanico de lesiones es enorme. Pero sobre todo debemos extremar la precaución para evitar lesiones importantes como luxaciones o fracturas oseas.

    También es importante destacar lo que habitualmente conocemos como «rotura de fibras». Un calentamiento insuficiente, una carga extra, una tensión excesiva y un mal descanso en el músculo puede desencadenar en una rotura de fibras.

    Para evitar lesiones debemos conocer nuestro nivel físico y comenzar con rutinas de ejercicios acordes a ese nivel físico. Siempre asesorados por nuestros monitores estructurando los entrenamientos con un calentamiento, la fase de entrenamiento y una vuelta a la calma.

    Otro aspecto importante es respetar los tiempos de descansos, tanto entre serie y serie de ejercicio, como entre los días de entrenamiento. El descanso forma parte del entrenamiento. Al igual que la nutrición, pero esto, para otro día.